Sagrado Corazón de Jesús

martes, 16 de junio de 2009

Celebración día del Sagrado Corazón de Jesús


Este viernes 19 de junio, celebraremos como parroquia el día del Sagrado Corazón de Jesús con la Misa a las 19:00. Además de dar termino al Mes del Sagrado Corazón, se dará comienzo al año sacerdotal, que el Papa Benedicto 16 ha pedido celebrar hasta el próximo 19 de Junio del 2010. Invitamos a todos los fieles a participar de ésta celebración y comenzar así el año dedicado al sacerdocio. La declaración es la siguiente:

Vaticano a 3 de abril de 2009
Prot. N. 20090980

Eminencia/Excelencia:

En la audiencia concedida el pasado 16 de marzo a los Miembros de esta Congregación, reunidos en Asamblea Plenaria, el San Padre Benedicto XVI "para favorecer la tensión de los sacerdotes hacia la perfección espiritual de la cual depende, sobre todo, la eficacia de su ministerio" ha tenido la amabilidad de convocar un especial "Año Sacerdotal", que comenzará el 19 de junio próximo, solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, hasta la misma Solemnidad en el 2010. En efecto, celebramos el 150° aniversario de la muerte del Santo Cura de Ars, Juan María Vianney, verdadero ejemplo de Pastor al servicio del rebaño de Cristo (cf. Alocución del Santo Padre).
El Año Sacerdotal representa una importante ocasión para mirar, todavía más con grato estupor la obra del Señor que, "en la noche que fue entregado" (1Co 11,23), quiso instituir el Sacerdocio ministerial, uniéndolo inseparablemente a la Eucaristía, cumbre y fuente de vida para toda la Iglesia. Será un Año para redescubrir la belleza y la importancia del Sacerdocio y de cada Sacerdote, sensibilizando a todo el pueblo santo de Dios: Los consagrados y las consagradas, las familias cristianas, los que sufren y, sobre todo, los jóvenes tan sensibles a los grandes ideales vividos con auténtico empuje y constante fidelidad.
El título felizmente elegido por el Santo Padre para tal Año camina en esta dirección: "Fidelidad de Cristo, fidelidad del Sacerdote", y que quiere indicar la primacía absoluta de la gracia, "Nosotros amamos porque Él nos amó primero" (1 Jn 4,19) y, al mismo tiempo, la indispensable y cordial adhesión de la libertad que sabe amar y que, recuerda al mismo tempo, que el amor es también "fidelidad".
Como Su Eminencia/Excelencia podrá constatar, se trata de una importante ocasión para la profundización teológico-espiritual y la misión pastoral, que es fecunda ante todo para los mismos Sacerdotes, llamados a renovar la conciencia de la propia identidad y, consecuentemente, para fortalecer la tensión misionera, que brota de la intimidad divina del "estar" con el Señor. Fecundidad pastoral, que se dilata a cada ámbito y persona de la Iglesia, con una particular atención a la indispensable y prioritaria promoción de las vocaciones al ministerio ordenado.
El Año Sacerdotal se inagurará en la próxima Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, en la Basílica Papal de San Pedro en el Vaticano, con la celebración de las Vísperas presidida por el Santo Padre. En tal efemérides, llegará a Roma desde Ars la reliquia del corazón de San Juan María Vianney, corazón que ha palpitado al unísono con el divino Corazón del Buen Pastor. Sería de gran importancia que se programara una análoga celebración en cada Catedral, Santuario o iglesia principal en cada circunscripción eclesiástica, con los Sacerdotes y los fieles que querrán unirse la oración.
../..
______________________________________________________________

Eminentísimos y Excelentísimos Presidentes
de las Conferencias Episcopales
en sus Sedes
Durante el Año y según momento, a través de los medios de comunicación y, sobre todo, mediante la Web de esta Congregación (www.clerus.org), se comunicarán los acontecimientos, como también se ofrecerán aquellas notas o escritos útiles para asambleas, retiros espirituales, momentos de oración, congresos y otras iniciativas, que con creatividad pastoral se deseará programar.
Se trata de un acontecimiento no espectacular, pero con la intención de que se viva como renovación interior en el redescubrimiento alegre de la propia identidad, de la fraternidad en el propio presbiterio, de la relación sacramental con el propio Obispo. Las iniciativas deberán nacer, sobre todo, en cada circunscripción eclesiástica y en los Institutos o Casas Religiosas.
A nivel nacional quizás podría ser involucrado algún Santuario particularmente significativo.
En tal sentido será oportuno reservar una justa visibilidad del Año Sacerdotal a través de los medios de comunicación, sobre todo católicos, cuidando con esmero que siempre se dé una correcta y nunca una parcial interpretación.
Además de los presbiterios, de cada Sacerdote y de las Parroquias, será oportuno involucrar a los lugares de formación sacerdotal, a las Asociaciones y a los Movimientos, tan ricos en presencias juveniles, a las Escuelas católicas, de cada orden y grado, a los Monasterios, a los Institutos de Vida Consagrada y a todas las realidades auténticamente eclesiales que, según la propia condición y el propio carisma, puedan ofrecer una válida contribución al Año Sacerdotal. El Año se concluirá con un Día Mundial para los Sacerdotes, que tendrá su cumbre en Roma en la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús en el 2010, con el Santo Padre.
En el mencionado discurso, el Santo Padre ha recordado que: "urge la recuperación de aquella conciencia que empuja a los sacerdotes a estar presentes, identificables y reconocibles ya sea por el juicio de fe, por las virtudes personales como también por el vestido, en los ámbitos de la cultura y de la caridad, desde siempre en el corazón de la misión de la Iglesia." En tal sentido se desea que, esta Conferencia Episcopal, reserve especial atención a la justa valorización de los Sacerdotes en la integralidad de su ministerio pastoral y que cuide su "presencia" en cada ámbito de la misión de la Iglesia, también yendo al encuentro de aquellos que, si bien bautizados, no han sido suficientemente evangelizados todavía.
En la certeza que Su Eminencia/Excelencia pondrá en acto, en cordial espíritu de hermandad colegial, cada oportuna iniciativa para favorecer la más motivada y fecunda celebración del Año Sacerdotal en su Conferencia Episcopal, aprovecho esta circunstancia para renovar sentimientos de distinguido respeto y confirmarme

de su Eminencia/Excelencia
afmo. en el Señor

Cláudio Card. Hummes

prefecto


X Mauro Piacenza
Arzobispo titular de Victoriana Secretario